Las personas que lo deseen pueden depositar la ropa que ya no utilizan en el contenedor situado delante de la iglesia.